lunes, 27 de febrero de 2012

Capitulo65°: "Solo es un hasta pronto"

{Esto no es una canción de amor; Debiste verlo venir cuando las rosas murieron.}


(Chicas soy una tonta, perdón pero olvidé poner que todos viajaron a Hawai donde sería la boda. Lo lamento. Ahora están en hawai ¿ok? Bien, ahora sí, lean).


–Lo  lamento señorita –Dijo serio el maldito guardia
–Maldito –Dije sobándome el brazo pues tenía marcada su mano


No dijo ´nada más y se fue, me levanté y tomé el ramo después fui al último piso y entré a los baños de recepción, ahí me maquille de nuevo y salí con la recepcionista que me dijo dónde estaba Selena. Ella estaba en el piso 6, así que subí y con mi más falsa sonrisa entré a la habitación.


–¡Kim! –Exclamó Selena y su madre me miró
–Aquí está el ramo –Dije respirando entrecortadamente pero sin llorar
–¿Te pasa algo linda? –Preguntó la señora Gomez
–No, en realidad nada. Ya dije, solo es emoción –Mentí
–Gracias, es precioso. Pero toma –Me lo dio de nuevo mientras la maquillista le pintaba la boca– Tú lo llevarás hasta el altar y ahí me lo entregarás –Me informó sin necesidad
–Claro –Dije sonriendo y me senté en una silla frente a la ventana. Justin era un pendejo, pero creo que dejaré que aprenda dándose cuenta por sí mismo
–¿Cómo luzco? –Preguntó Selena mirándose en el espejo, para ser sincera se miraba linda pero...ella no era la mujer que debía pararse en el altar, tal vez ni siquiera yo
–Preciosa –Contestó su Mamá, era obvio
–Bueno, vamos –Dijo yendo a la puerta– ¿sabes? –Me habló– Creo que mejor me llevo esto –Dijo tomando el ramo –Y tú lo detienes en la ceremonia –Eso se supone que debo hacer
–Sí, claro –Contesté vagamente y seguí caminando pues con el vestido tan apón no podían ni caminar bien
–Por aquí –Nos indicó el joven de la limusina 


Subimos a la limusina, era muy elegante y linda. Sonreí un poco intentando relajarme, no le reclamaría nada a Justin ni mucho menos le haré un escándalo en su boda. Lo dejaré, simplemente bien dicen que el que interfiere en los problemas de dos nunca queda bien, y ese fue mi caso. Aún no creo que Justin sea tan necio, aunque de cierto modo comprendo que por respeto y hombría no se atreve a dejarla plantada en el altar. Pero lo que no me parece justo es que aleje su felicidad por casarse y 'cumplir' No, no es justo pero si él es gustoso de esa condena yo con gusto lo dejo, no pienso quemarme las manos por alguien que neciamente no quiere escuchar. Yo creo que ya cumplí con mi deber de mejor amiga, intenté con todo parar esto que solo beneficia a Selena porque en sí a nadie le molestaría y mucho menos a mí el que ellos no se casaran nunca. En fin, él se casa, yo sigo con mi vida y limitándome a ayudarlo solo cuando él me lo pida, mientras que se joda solo si quiere yo no puedo hacer más por él.


Minutos después....–12:40 a.m.


–¿Primero van a tomar las fotos con la novia? –Pregunté y Selena me miró
–Sí, Justin aún no puede verme. Dicen que es de mala suerte o algo así –Solo te pasa cuando te sugestionas con eso
–Oh, que bien –Dije sonriendo. Bajé el vidrio de la limusina y mucha gente nos miraba pues a pesar de todo no es normal ver limusinas a cada rato por las calles de Hawai


Llegamos a un lindo jardín que estaba ubicado justo frente al mar, era lindo. Bajamos junto con las 3 damas de Selena que iban de color salmón, yo era la única que iba de rosa por ser madrina de ramo. Nos acomodaron de mil formar para tomar todas las fotos correspondientes. Me admiraba como a nadie en ese momento ´pues ni una sola lágrima de coraje calló sobre mi rostro; Ya esta harta, ya no pensaba martirizarme por cosas que a mí no me hacen ningún bien, Justin no me hace bien en el sentido de algo más que amistas, así que mejor lo olvido tal y como él lo hará él conmigo. Pero...¿entonces sí estaba enamorado de mí? Porque para olvidar a alguien necesitas tenerlo guardado en tu corazón ¿qué no? por ejemplo a mí me costó mucho olvidar a Daniel, además de tiempo y dedicación. Entonces eso quiere decir que probablemente sentía más que un simple querer, oh por dios, es posible que Justin ¿Me ame?.


–¡Sonrían! –Exclamó el fotógrafo y sonreí como idiota además de las otras chicas y Selena
–¿Faltan muchas? –Preguntó amable la madre de Selena pues ya era hora de ir a la Iglesia
–No, en realidad esa era la última. Bien chicas, muchas gracias –Dijo sonriente el señor
–Vamos, no quiero hacer esperar mucho a mi prometido –Tenía ganas de gritar y salir corriendo, me sentía asquerosa, triste, enojada, desesperada y TODO me lo estaba tragando junto con mi dignidad y orgullo


Horas después....


(Iglesia –3:46 p.m.)


Ya teníamos media hora, sí, más o menos media hora en la ceremonia. Todo iba bien, menos mis ganas de estar ahí, quería...llorar y gritarle a todos que esta boda era el peor error tanto de Justin como de todos los que estábamos presentes. Aunque más allá de todo eso estaba mi sufrimiento, estaba presente en la boda de mi ahora 'mejor amigo' él ni siquiera me voltea a ver y Selena está frente a él, jurando, hablando y actuando el amarlo hasta que la muerte los separe. No sonreí en ningún momento, desde que entré a la Iglesia, exactamente fui la primera en entrar.


*Flasback*


Bajamos de la limusina, me acomodé con otro pequeño ramo entre mis manos, sonreí un poco al momento en que Lucía, una de las damas sonreía conmigo. Las otras tres chicas venían detrás de mí y uno la sobrina y el sobrino de Jeremy venían caminando a mis costados aventando pétalos de rosa. La música comenzó a sonar y esa fue mi señal para ser la primera en pisar la alfombra de la Iglesia. Sonreía, pero de nervios y desesperación, Justin me miró solo unos segundos y después con dolor miraba hacía otra parte. Me acomodé en mi lugar, las damas se pusieron detrás de mí en fila y los acompañantes de Justin que eran Ryan, Christian, Austin y George un amigo intimo de la familia Bieber. Toda la familia de Justin estaba presente al igual que la de Selena, aunque lo único raro era que la familia Bieber y Mallete estaban de un lado de la Iglesia y la familia Gomez del otro extremo del lugar. 


Selena me entregó el ramo para que lo sostuviera por ella y se acomodó  frente al altar con Justin a su costado, Selena sonreía enormemente y Justin...simplemente no había expresión alguna de su parte. Todos guardaron silencio, podía escuchar latir rápido mi corazón, estaba siendo devorado dentro de mi propio ser. Mis ojos se aguaron un poco, mi madre me miró preocupada al igual que Pattie pero yo solo les hice una señal para que no se preocuparan, sonreí falsamente y seguí mirando a la nada, prefería no mirarlo y hacerme la sorda pues entre más avanzaban las palabras del sacerdote más se acerca al 'puede besar a la novia'. Yo...no tengo palabras exactas para describir como es que me siento, pero si sé que estoy sintiéndome pésimo dentro de mí misma. En estos momentos me pregunté ¿Qué demonios hao¿go yo aquí? Ahora sí yo no pintaba mucho en esta ceremonia, pero si me quedé fue por Pattie, ella me aprecia mucho al igual que yo a ella y no tendría cómo disculparme por no estar en la boda de su único hijo. Todos estaban serios, al menos de la parte de la familia Bieber, solo unos que otros sonreían y solo sentía que lo hacían igual o más falso que yo.


–Bien, Selena Marie Gomez. ¿Acepta usted a Justin Drew Bieber como esposo. Para cuidarlo y respetarlo, acompañarlo en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza y en esos momentos tanto malos como buenos además de jurar amor eterno?–Dijo de manera diferente a como muchas veces escuché antes
–Por supuesto que acepto –Dijo mirando a Justin sonriendo de oreja a oreja, yo bajé mi mirada. Lo que se venía sería peor para mis oídos 
–Bien, ahora –Miró a Justin– Justin Drew Bieber, ¿Acepta usted a Selena Marie Gomez. Para cuidarla y respetarla, acompañarla en la salud y la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza y en esos momentos tanto malo como buenos además de jurar amor eterno? –Preguntó ahora a Justin y yo cerré levemente mis ojos


Pero, ¿a quién engañaba? él ya estaba a solo un 'acepto' de perder su libertad y...perder su felicidad. Como quisiera que ahora mismo dijera que no, que saliera corriendo y no conmigo porque ahora estoy segura que no soy yo con quien debe estar, sino con una mujer que está allá afuera, en ese loco mundo en espera de recibir un milagro y que Justin aparezca como bendición divina. A lo mejor me duele sí, me duele y sí estoy celosa y odiando a Selena en este momento,  pero si al menos yo supiera que ella en serio lo ama y no solo 'lo quiere porque se van a casar' yo lo juro, juro que aceptaría con dolor pero tranquilidad el saber que Justin será feliz con la mujer que le corresponde de manera buena, que le corresponde con amor y no solo agradecimientos y a cambio de su fama y publicidad, pura publicidad. Afuera habían cientos de medios, esperando ansiosos porque la 'feliz' pareja saliera ya después de aceptar el sagrado matrimonio. Para mí esto es una falta de respeto a Dios, pues..están jurando ante él algo que quién sabe si dure, algo que probablemente ambos aceptan por compromiso.


Justin estaba serio, se miraba nervioso y tenso. Todos lo miraban expectante, yo al no escuchar nada abrí mis ojos y lo miré, su mirada se cruzó con la mía y yo con mis ojos le rogué, sí, le rogué que no aceptara esta condena, porque una matrimonio así no es más que una condena de 'amor'. Justin me miró con todo el dolor, podía ver como su alma se retorcía al ver como él mismo se hacía daño, aún así no decía 'acepto' o 'no acepto' ¡no decía nada!. Yo seguía suplicándole, añorando que dijera que no y que saliera por esa puerta a enfrentar a los medios y decir, 'no hay boda' aunque...ah.


–Acepto –Soltó de golpe y cerró sus ojos
–Entonces, por el poder que me confiere la Iglesia y nuestro Señor, los declaro marido y mujer –Finalizó haciendo una cruz a ambos, los bendecía y vaya que lo necesitaban


Yo solté una lágrima, solo UNA lágrima con todo mi coraje, mi  dolor, mis celos, mi angustia, mi miedo, mi desesperación, todas mis añoranzas se fueron con una puta palabra y ya no había nada que hacer. Sequé mi lágrima bruscamente y Austin me miró confundido, sonreí y él sonrió más tranquilo.


–Puede besar a la novia –Le indicó a Justin y éste me miró con algo de enojo y besó a Selena rápidamente


Después salieron, yo solo le entregué su ramo y dejé que salieran. Todos salieron y mi madre no aparecía, no la miraba por ningún lado. Había muchos fotógrafos, al menos me quitarían esa tonta mala fama de entrometida. Sonreí un poco, pues no  pensaba ser grosera con nadie. Justin se estaba tomando mil fotos con los invitados, y...su esposa. Él me miró, nuestras miradas se cruzaron pero en eso llegó Austin y Justin lo miró con todo el coraje del mundo en sus ojos, aunque...ya no me interesaban más sus malas actitudes.


–¿Estás bien? –Preguntó Austin sonriendo y lo abracé, lo abracé fuerte– ¡Epa! –Exclamó entre risas– ¿Pasa algo mi vida? –Preguntó acariciando mi cabello, me sentí tan bien con sus palabras y su tacto
–No quiero estar aquí, prefiero ir a casa –Dije intentando no llorar
–Haber, ¿Qué pasó? –Preguntó Austin preocupado– Es la boda de tu mejor amigo, no puedes faltar –No creía escuchar eso de Austin, después de todo no lo soporta
–Pero a ti te cae mal –Repliqué tallando un poco mi parpado inmóvil 
–Sí, pero comprendo que debes estar ahí. Tú no te preocupes, sé que estás sentimental y feliz por él –Dijo sobando mi hombro
–Sí, es verdad –Dije poco convencida
–¿Enserio estás bien? –Preguntó de nuevo viéndome a los ojos
–Sí, solo es emoción –Mentí, mi peor mentira
–¿No quieres ir a cambiarte? –Preguntó mirando mi vestido. Hacía sol, pero había aire fresco pues estamos en una isla
–Sí, en realidad traje dos vestidos –Dije abatida
–Por favor, sonríe, no quiero verte mal –Dijo acariciando mi mejilla y miré como los novios se iban ya al jardín de la recepción
–Ya no me verás mal –Aseguré con algo de coraje y orgullo. Después sonreí al ver a mi familia acercarse
–¿Te irás a cambiar? –Preguntó Ryan y saludó a Austin amable
–Sí, además el rosa no va conmigo –No me gusta mucho el rosa, no es tanto el aire
–De acuerdo, entonces te vemos en el salón, si quieres te llevas mi auto –La verdad sí quería ir sola
–Claro –Acepté
–¿No quieres que yo te lleve? –Preguntó Austin
–No te preocupes, te veo allá. Ve con Ryan –Ya no se llevaban tan mal
–Sí, vamos. No tengo con quien hablar, Chris está con quien sabe quien, Justin es el casado y mi hermana parece adorno de mesa más tiesa que nada –Reímos ante eso
–Ok, nos vemos amor –Dijo despidiéndose de mí y Ryan me dio las llaves
–Cuídalo como a tu vida –Suplicó y reí
–Sabes que sí –Aseguré


Los chicos se fueron junto con Carl, mi madre y Paz yo me dirigí hacía el auto, quité la alarma y lo ubiqué justo detrás del auto de Pattie. Subí y cerré la puerta fuerte, estaba destrozada. Comencé a llorar tan profundamente, me sentí pésimo. Miré por el retrovisor después de unos minutos y vi que venía Pattie con los sobrinos de Jeremy. Sonreí un poco al ver como la niña se parecía mucho a Justin, tenía su mismo color de cabello, sus ojos y esa nariz tan Bieber. Arranqué el auto y conduje lo más rápido posible, y no exactamente para llegar temprano a la recepción, en realidad estaría un rato relajándome y preparándome para aguantar el dolor al ver a los recién casados. 


(Hotel –4:12 p.m.)


Entré a la habitación y ahí miré que mi mamá dejó listo el otro vestido pues sabía que no duraría con este, siempre he dicho que no soy muy amante del rosa, y  menos en este tono. Tiré las llaves y mi cartera, después me quité las zapatillas y quise tanto acostarme, dormir, despertar y hacer como si todo hubiese sido un sueño, o más bien una pesadilla. Me miré en el espejo y miré que mi maquillaje estaba corrido de nuevo, me limpié la cara y me deshice el peinado, me bañaría pues sentía que no aguantaba mi espalda. Me metí al jacuzzi unos 17 minutos, después salí con mi bata y me peiné y maquillé, después me puse el vestido, las zapatillas http://www.polyvore.com/cgi/set?id=44462710&.locale=es y tomé las llaves del auto, debía afrontar la situación de la mejor manera, de ningún modo dejaré que Justin o Selena me vean mal, eso nunca.


Ya eran las 5:00 en punto, ya me había perdido más de una hora de la recepción, pero a final de cuentas no hago falta en ese lugar y si apareceré ahí es por puro compromiso ahora, sí por mí fuera yo me quedo aquí, pero desaparecerme sería ser cobarde y mostrar mi dolor, y eso es algo indigno de Kimberly Ferreth. No pienso ser más comprensiva con Justin, que haga su patética vida que yo haré la mía a como pueda.


Salí de la habitación, después cerré con la tarjeta y la guardé en mi cartera. Bajé y en la entrada me dejaron el auto, me lo entregó el Ballet Parking, comencé a manejar y miré que había algo de tráfico, me mortificaba pues seguro mi madre se preocuparía al ver que no llego. Ya iba en la carretera que estaba un poco más desahogada de autos, en eso sonó mi celular y solo volteé ligeramente, miré que era Ryan pero no quise contestar porque vengo manejando. Avancé después de dejar pasar a unos peatones.
Llegué y estacioné el auto, bajé y en la entrada un joven me indicó donde estaba la familia Butler, pues ahí estaba mi madre y seguramente Austin. Entré al lugar y muchos se me quedaron viendo, no entendía por qué en lo más mínimo.


Fin de tu narración.


Narra Justin:


Estuve ya con Selena saludando invitados como 45 minutos, estaba enfadado pues era gente que no conocía, Selena invitó gente conocida por mí, pero muy poca. Más de medio jardín estaba lleno de gente que no sabía quién demonios eran pero igual debía saludar. Me sentí ofuscado y eso que estábamos al aire libre, en eso miré que Jaden se quedó mirando directamente a un lugar, volteé mi mirada en la misma dirección y me encontré con una ángel de mujer. Era Kimberly, traía un vestido blanco que hacía que su oscuro cabello contrastara, al igual que sus ojos color ámbar. Nunca, pero juro que nunca ni siquiera cuando conocí a Selena disfruté tanto el recorrer con la mirada el cuerpo de semejante figura de mujer, sus piernas eran preciosas, sus brazos delgados y no muy largos, su cintura y caderas a pesar del suelto vestido dejaba enmarcar delicadamente esa perfecta figura que sabía mejor que nadie que escondía por debajo de esa sedosa tela. Sonreí como idiota, no pude evitarlo, miraba su precioso rostro. Esos labios tan perfectamente pintados y marcados tan provocadoramente con ese rojo, parecía como mismísima sangre prohibida; Sé que sueno como un loco acosador, pero...en eso me convirtió y aunque esté casado eso no significa que yo ya la haya olvidado, más bien creo que diga lo que diga y haga lo que haga hay tres cosas que jamás evitaré, la primera...alejarme de ella, la segunda...olvidarla y la tercera y más torturante...el no poder resistirme a pensar y desear toda su anatomía.


Jaden me miraba intrigado, pero aún así ni siquiera él podía despegar su mirada de la inocentemente provocadora chica y mucho menos yo.


–¿Quién es esa diosa griega? –Preguntó embobado Jaden y me alejó de mis deseos insanos 
–Ella es Kimberly –Contesté frío apartando mi mirada de ella al ver como Austin se acercó a besarla
–¿Esa afrodita resucitada es Kimberly? –Sí, le había hablado de ella. No podía evitarlo
–Sí, y deja de mirarla así que casi la desnudas Bro –Dije a regañadientes y rió
–¿La celas? –Preguntó levantando su mejilla derecha
–Es solo mi amiga, es algo así como protegerla –Eso también iba incluido– además...tiene novio –Añadí con coraje y suspiré
–Era imposible que estuviera sola –Comentó entre risas y sonreí al verla sonreír con su madre, era como ver a Kim sonreír con un espejo enfocado en su perfecta boca 
–¡Mi vida! –Me habló Selena y Kim me miró, después miré como se levantaba de su lugar sin muchas ganas después de que su mamá le dijera algo entre dientes
–¿Qué pasa? –Pregunté nervioso al sentir cada vez más cerca a esa perfecta mujer
–Hola –Escuché que saludó y Selena sonrió
–¡Kim! ¿Dónde te habías metido linda? –¿Me perdí de algo?– Muchas gracias por venir –Dijo contenta mi...¿esposa?
–Lo siento, tuve algo que hacer. Muchas felicidades –Dijo solo mirando a Selena y la abrazó, yo bajé la mirada al ver que no me abrazaría y con justa razón, no lo merecía
–¿No hay un abrazo para tu mejor amigo? –Me atreví a preguntar apenado, sabía que se iría
–Con mayor razón para ti –No creía lo que decía


Tampoco creí que me abrazara, sentirla entre mis brazos fue una sensación reconfortante para mi pesado humor al estar entre tanta gente desconocida y disfrutar este momento que se suponía sería 'intimo y especial'. Sonreí sin poder evitarlo y la apreté contra mi desesperado por sentirla, su pecho estaba cálido, sentía su tristeza, o más bien decepción.


–Sé que eres feliz –No, no sabe nada– Por eso te pido una disculpa y te deseo todo lo mejor con la mujer de tu vida –Dijo separándose de mí y Selena sonrió complacida, yo...bajé la mirada abatido
–¿Una disculpa por qué Kim? –Preguntó Selena extrañada
–No, por nada –Negó rápidamente y Selena frunció sus cejas
–¡Selly! –Le hablaron a Selena y sonrió. Después se fue sin decir más
–¿Cómo te la estás pasando? –Preguntó Kim al ver mis bajos ánimos, ¿tan obvio soy?
–Bien –Contesté mirando las luces que adornaban el lugar
–Me alegro –Dijo sonriendo y la miré
–Luces bien de blanco –Por mí le diría más...pero no sería correcto ahora
–Gracias –Dijo de lo más natural
–¿Puedo hablar contigo en otra parte? –Debía disculparme con ella
–¿De qué? –Cuestionó ella sonriendo 
–De...lo que pasó en el hotel, ya sabes...nuestra mala platica –Dije metiendo mis manos en ambos bolsos del traje 
–¿A dónde vamos? Aquí está retacado de gente –Expresó entre risas
–Y no sabes cuanto lo detesto –Comenté ofuscado y me miró suspicaz– Ven –Dije sonriendo levemente


Caminamos hasta una mesa un poco retirada, pues tampoco podíamos perdernos de toda la fiesta así como así. Ella tomó asiento y como casi no se escuchaba la música podíamos hablar tranquilos.


–No sabes cuando lamento haberte tratado así –Expresé avergonzado. Actué como un imbécil
–Pues...acepto tus disculpas –Dijo sonriendo levemente y acarició mi mejilla– Después de todo eres mi mejor amigo y si tú crees que esto es lo mejor para ti –Más bien para Selena– no importa nada más
–De igual forma te traté como si no importaras. Actué de la peor manera contigo, te ofendí al hacer que te sacaran así de mi habitación, simplemente te agradezco que seas tú, que seas así conmigo –Tomé su mano que aún acariciaba mi mejilla y la besé delicadamente, olía exquisito 


Fin de su narración.


Narras tú:


Tomó mi mano y la quitó delicadamente de su suave mejilla para llevarla a sus labios y besar mis dedos, era tan tierno y lo peor de todo es que ahora es de ella y...ya no importa nada más.


–No hay nada qué agradecer, comprendo que reacciones así al escuchar cosas malas de tu esposa, la mujer de tu vida y futura madre de tus hijos –Dolía pero era la verdad
–Am...sí –Dijo vagamente y sonreí levemente– Selena es buena persona –¿Y el 'la amo' dónde queda?
–Me alegro –No pienso entrometerme más en ese 'asunto' de su matrimonio
–¿No quieres beber algo? –Me preguntó buscando con la mirada un mozo
–No, en realidad prefiero ir con Austin –Tensó su mandíbula pero rápido la destensó– Si no te molesta prefiero ir con él, además no tardan en servir la cena –Añadí
–Tienes razón –Se levantó de su lugar y me extendió su mano. Me puse de pie y lentamente me soltó
–¿Podría bailar contigo una canción más tarde? –Preguntó dudoso y sonrojado
–Sería un placer –Accedí sin problema
–Entonces...nos vemos –Dijo yéndose de nuevo con su esposa


Suspiré soltando toda la tensión, los nervios y la angustia; sonreí levemente y miré a Austin tomando algo con Ryan mientras reían, después miré que Chris estaba en la fiesta, sonreí de oreja a oreja y apresuré la marcha para saludarlo.


–¡Chris! –Exclamé y éste se levantó de golpe para saludarme
–Kim, hola linda –Me saludó abrazándome fuerte
–¿Y Cait? –Pregunté esperando a verla
–No pudo venir –Dijo sobando mi hombro y sonrió– La Universidad ahora la tiene muy ocupada –Me informó y sonreí 
–Al menos es bueno saber que va bien –Aseguré sonriente– ¿Ya saludaste a la Feliz pareja? –Pregunté con algo de molestia 
–Sí, de hecho esperaba más verlos a ustedes que a Selena –Todos reímos y miré como Justin nos observaba deseando estar con nosotros, sé que deseaba divertirse
–¿Kim? –Me habló mi mamá y la miré
–Por favor siéntese, la cena se sirve en 6 minutos –Y que exactos eran, pues faltaban exactamente 6 minutos para las 7 de la noche


Sirvieron la cena y por lógica cenamos, todos reíamos, al menos yo intentaba reír lo más que podía pues no quería ponerme de malas y mucho menos triste. Selena y Justin cenaban juntos en ocasiones se besaban y yo simplemente ignoraba cada uno de sus movimientos, me repugnaban.


Minutos después...


–Amm...¿Hola? –Escuchamos todos que hablaron por el mi micrófono– Bien, esta canción está dedicada para alguien a quien amo mucho...todo es inspirado en ti –Dijo Justin mirando a la nada, ni siquiera miraba a Selena


Narra Justin:


Sí, sé que NUNCA dije Selena Gomez en mis palabras, pero se supone que es para ella, ¿Quién más? oh sí, para Kimberly. Es verdad, es para ella y no tengo por qué negarlo (Dígamos que la canción es de Justin:http://www.youtube.com/watch?v=eriT8Q_AxAs Escúchenla y después leen con la música).


Jaden subió conmigo, acomodó su micrófono y ambos no sentamos viendo hacía enfrente. Sonreí al ver como Selena me miraba, se miraba linda pero entonces observé y sentí un escalofrío al ver a Kim besando ligeramente a Austin, me retorcí un poco y desacomodé mi cabello. Respiré hondo y la música comenzó a sonar.


Fin de su narración.


Narras tú:


Justin me miraba directamente a los ojos en cada oportunidad que tenía, y si a eso le agregamos que la letra no tenía nada que ver con Selena y él, entonces recordé sus palabras: "Reconocerás en quien  me inspiré cuando la escuches". ¿Acaso seré yo? porque esa canción...habla de...oh no, no yo no pienso caer ni mucho menos ilusionarme, es obvio que es para Selena, aunque...¿habrá pasado algo así entre ellos? No comprendo nada de esa letra si es referente a ella, pero...por alguna razón si es referente a mí siento como cada letra encaja perfecta tanto en mi mente como en mi alma, sin duda esa canción quedará grabada en mi corazón para siempre, es linda y aunque es probable que no sea para mí me gusta.


Terminaron de cantar, Jaden bajó y me guiñó un ojo después de señalar a Justin. Yo sonreí extrañada y a la vez divertida, ¿Qué quería decir Jaden con eso?. Austin me tenía tomada de la mano, Selena solo observaba a Justin al igual que todos. Justin se levantó y tomó el micrófono, después aclaró su garganta.


–Espero que te haya gustado mi vida –Dijo Justin sonriendo. ¿Y la otra canción?


Todos aplaudían, hasta yo pero mi cara era de extrañes total pues se suponía que le dedicaría una canción. Al parecer yo era la única que lo sabía pues nadie hizo la cara que yo. Diferente música comenzó a sonar, el brindis ya había pasado y todos se divertían.


–Iré a bailar –Me avisó mi madre al ver que Carl la tomaba de la mano
–¿Bailamos? –Me preguntó Austin pero en sí no tenía ganas de bailar
–En un rato, no me siento bien –Dije haciendo puchero y sonrió
–Comprendo –Dijo acariciando mi cabello y recosté mi cabeza en su cuello


Justin estaba bailando con Selena un canción, después todos se les unieron. Justin me miraba con coraje, bueno no a mí sino a Austin y éste igual en eso Austin me tomó de la barbilla y me apretó contra él besándome algo brusco pues no esperaba esa acción de su parte. 


–¿Qué te pasa Austin? –Le cuestioné molesta
–Lo siento amor, solo...no quería lastimarte –Se disculpó y acarició mi mejilla haciéndome erizar la piel
–No te preocupes amor, pero intenta ser más romántico para la otra –Dije coqueta y le guiñé un ojo, después el rió y miré a Justin


Su cara era dura, sus ojos parecían arder en llamas de coraje pero simplemente no entendía sus acciones, es tan raro. Justin rápidamente tomó a Selena de la barbilla y la besó, la besó tanto como pudo. Parecía querer restregármelo en la cara, agaché más aún la mirada y me escondí en el pecho de Austin, no pude evitar llorar pero ¿Por qué? Yo no debo llorar por dolor al ver a Justin feliz con su esposa, no tengo derecho ni soy lo suficiente como para sentir lo que siento. Tenía ganas de salir corriendo hacía ellos y tirar a Selena a un lado, quería reclamar algo que no era mío. 


–¿Qué pasa mi vida? –Preguntó Austin preocupado. Al parecer él no observó la escena de los recién casados
–No, nada –Dije entrecortadamente 
–Kim, desde la tarde estás mal. Por favor dime que quieres, o qué es lo que pasa –Dijo él abrazándome fuertemente 
–Solo...solo es de felicidad –Mentí una vez más y a quien menos debía– Solo quiero estar sola. ¿Te molesta si salgo a caminar? –Pregunté secando una de mis lágrimas
–¿No quieres que te acompañe? No quiero que salgas sola a estas horas –Dijo mirándome a los ojos
–Tranquilo, si quieres caminaré por aquí. Sabes que no me siento cómoda con esta gente –Todos o al menos la mayoría eran desconocidos y en su mayoría sangrones y alzados...Gomez
–De acuerdo, cualquier cosa solo háblame –Me informó sonriendo y Ryan se acercó
–¡Hey! ¿Por qué no me lo prestar ya que no lo ocupas hermanita? –Preguntó Ryan divertido y Austin rió
–Anda, pero solo un rato –Avisé señalándolos con mi índice– Diviértanse –Agregué
–Por supuesto –Alargó Ryan y se llevó a Austin


Me levanté despacio de la mesa, observé y miré a Chris, Ryan y Austin platicando y riendo por un lado; a mi mamá y Carl bailando muy tiernos y muy juntos; Pattie estaba hablando con Jeremy y los pequeños corrían. Giré mi mirada un poco y miré a Justin y Selena sonreír mientras jugueteaban entre ellos. Me di la media vuelta y caminé en lado contrario de donde estaba toda la gente, estaba algo oscuro y las pocas lámparas eran tenues en sí.


Caminé y caminé mientras mi dolor me acompañaba en la velada, sonreí con dolor y miré al cielo; todo era tan hermoso en esta noche, pero para mí solo la noche, el momento jamás. Comencé a llorar como ya se me había hecho costumbre hacerlo, quería irme pero debía quedarme por compromiso y por Pattie y mi familia. Lloré, sacaba hasta mi más íntimo dolor, mi más ahogado llanto salió y la luna junto con las estrellas eran los únicos que atestiguaban mi sufrimiento. Cada vez me dolía más el pecho, por primera vez saqué todo lo que en tantos meses nunca saqué, lo que tanto me daña y lo acepto, acepto que me duele ver a Justin tan feliz con Selena, duele saber que una persona te enamoró muy seguramente sin sentir nada por ti, que te hace ilusionarte y pensar dos veces las cosas antes de irte con quien 'amas' y que termine casandose no sin antes tratarte como un trapo viejo. ¿Creen que no siento dolor? claro que me duele, cada una de las acciones de Justin Bieber me duelen, desde que me enteré que se va a casar con Selena me di cuenta que AMO, LO AMO y que detesto amarlo sin que lo merezca.


Mi celular sonó, eran las 9, pensé que era Justin pero era un número con lada de otro país. Fruncí el ceño y sequé un poco de lágrimas con mi mano, respiré hondo y después contesté.


#Vía celular#
–¿bueno? –Contesté
–¿Kimberly Ferreth? –Contestaron y me extrañé más
–Sí, ella habla –Dije yo
–Buenas tardes señorita Ferreth –Me saludó con alegoría una mujer
–¿Puedo ayudarle en algo? –Cuestioné terminando de secar mi rostro
–Bien, primero que nada mi nombre es Gabriela, hablo de la Academia Nacional de las Artes en México –¿Era un broma acaso?– Queríamos hablarle para hablar con usted sobre la posibilidad de recibirla durante los próximos 3 meses y medio a que apoye a nuestra Academia además de tomar una asignatura de esta –Todo era tan rápido que mi Shock no acababa
–¿Yo? ¿Apoyarlos? –Pregunté torpemente y escuché una pequeña risa de Gabriela
–Yo diría más ser una buena Maestra suplente –Corrigió y sonreí de oreja a oreja pero después borré mi sonrisa, debía hablar con personas y pensarlo– ¿Qué dice? No pedimos una respuesta a la brevedad, sino que dentro de una semana puede hablarnos, nosotros esperaremos con ansias su respuesta –Finalizó
–¿Cómo supieron sobre mí? –Pregunté atónita
–Por parte de su escuela, al parecer los directores de cada escuela enviaron los expedientes de una de sus mejores alumnas en cada institución de Georgia, nosotros tenemos conexión con todos esos Institutos y nos pareció interesante su expediente, es buena referente a Artes audíbles –ósea música y danza
–Yo...lo pensaré. ¿Solo serán tres meses? –Pregunté para reiterar
–Tres meses y medio y además de dar clases puede tomar algún refuerzo en cualquier asignatura, sería así como parte de tu pago además de $5000 m.n. por semana. Las puertas de esta Academia estarán abiertas para usted de ahora en adelante –Me sentía bien, pero tenía cosas que pensar y realizar
–Muchas gracias por su llamada, lo hablaré con mis familiares y en una semana doy mi respuesta –Contesté y sonreí aunque sea un poco
–De acuerdo, fue un placer Señorita Ferreth, esperaré su llamado –Dijo finalizando y colgué
#Fin vía celular# 


Guardé mi celular, toqué mi pecho y después mi frente. ¿Habrá sido cierto? Sí, claro que lo fue y...no puedo creer que ni esto me llene de felicidad por más de dos minutos pues acabo de cortar y ahora mismo ya estoy triste, dolida y sobre todo decepcionada.


Me tiré en el césped y comencé a llorar cubriendo mi rostro con mis manos, pero en eso sentí unas manos totalmente frías sobre las mías. Levanté mi mirada y era Justin; crucé mi mirada con la suya, veía desesperación y angustia, sonreí pero con la misma lloré de nuevo y él me pegó a su pecho y acarició cada parte de mi brazo y mi hombro, yo suspiraba entrecortadamente y posé mi mano en su pecho. Me sentía pésimo y tener a la causa de mi dolor tan cerca era algo peor.


–¿Qué pasa hermosa? –Preguntó murmurando 
–Yo...yo...–No podía decir nada. Ni siquiera una puta mentira
–Shhh, tranquila –Susurró y lo miré– Vamos levántate –Dijo dándome su mano y me levanté
–¿Qué no deberías estar en la fiesta...Señor Bieber? –Pregunté y él sonrió
–No me gusta que tú me llames así –Se quejó y rió un poco
–Pues eso eres ahora –Repliqué por lo bajo
–Pero si soy todo un joven seductor, no puedo ser viejo para ser llamado Señor –Contradijo divertido y sonreí dejando de llorar
–No lo eres –Dije burlona
–¿Qué no soy? –Cuestionó mirándome 
–'Joven seductor' –Repetí haciendo comillas en el aire
–Yo diría que sí –Dijo y audaz me tomó entre sus brazos pegándome a él– al menos contigo –Susurró en mi oído sensualmente que hizo que mi vista y mis sentidos se perdieran
–¿Qué te hace pensar eso? –Cuestioné sonrojada
–Solo baila conmigo –Murmuró cerca de mi rostro y me pegó hacía él
–¿Sin música? –Cuestioné alejándome un poco para verlo mejor
–Escucha atentamente, solo guarda silencio y tu corazón latirá al ritmo de la música –Era tan malditamente provocador y....seductor


Hice justo lo que me indicó y no muy lejos escuché una hermosa canción "There goes my baby – Usher" (http://www.youtube.com/watch?v=8MGUytph688)


Enredé mis brazos sobre su nuca y comencé a acariciar su cabello dorado. Él sonrió complacido y me pegó a él, cada movimiento, cada paso se unía perfectamente como si fuese una coreografía bien ensayada. Acariciaba su nuca y él mi espalda de una manera tan peculiar y encantadora además de placentera para mí. Dabamos vueltas, sonreíamos en cada paso rápido, Justin parecía todo un maestro de danza, pero jamás mejor que yo...su maestra se podría decir. Acaricié su mejilla, con todo el sentimiento del mundo, no me cabía en la cabeza como fui tan tonta y permití que él se me fuera de las manos, pero ya era tarde. Justin me abrazaba con fuerza, parecía no querer soltarme y cantaba tan sensual la letra muy cerca de mis labios, yo agaché la mirada con temor y él sin dejar de cantar y decir 'I promess' me acercó más a él para seguir en ese trance tan mágico. Me creí en las nubes, soñaba, o al menos eso parecía pero no, era todo lo contrario pues en cuanto se acabó la canción y quedó todo en silencio Justin se apoderó de mis labios como tantas  veces antes lo había hecho. ¿Cómo resistir? Parecía la reencarnación del pecado en carne propia, Dios mío por qué me haces esto.


Justin acariciaba la parte de mi espalda desnuda y con la otra me tomaba de la nuca para atraerme aún más a él e impedir que ni una sola pizca de aire se cruzara entre sus carnosos labios y los míos. Lágrimas cayeron de mis ojos, pues sentía como este beso era algo así como una despedida, o al menos así lo tomo yo. Sentía su dolor, y sus lágrimas se mezclaron con las mías para introducirse en nuestras bocas y así cada uno saborear el dolor de cada uno mezclado en llamaradas de...tal vez, o seguramente amor verdadero.
Tanto él como yo estábamos siendo asquerosamente felices, mientras cientos de personas se encontraban no muy lejos sin notar que nosotros estamos aquí, besándonos como nunca. Justin se despegó de mí por falta de aire, pero después me pegó a un arbusto y comenzó a acariciarme más detenidamente, marcando cada curva de mi cuerpo, cada centímetro de mí disponían de él ahora mismo. Ya no llorábamos, pero sí sentíamos cada vez más pasión, Justin se sacó el saco y comenzó a respirar entrecortadamente, yo solo no creía lo que deseaba sentir.


Justin jugaba con el listón que mantenía en su lugar media parte superior de mi vestido, pero una lágrima entro en mi boca, era una lágrima de Justin. La saboreé y sentí su deseo, su locura pero su dolor y el mío eran más grandes.


–No Justin, no podemos –Dije alejándolo de mí rápidamente
–Sí que podemos –Dijo tomándome rápido de nuevo entre sus brazos– con amor todo se puede –No creía sus palabras
–¿Amor? –Dije sorprendida
–Sí, lo que escuchaste. Amor –Repitió acomodando un mechón de mi cabello. Después se acomodó su saco de nuevo


Yo quedé tiesa, no sabía qué decir ni cómo reaccionar. ¿Comérmelo a besos? o...¿mandarlo a la mierda?. En realidad ni una ni otra, simplemente una simple, darme mi lugar.


–Sí, era de esperarse. ¿Vienes? –Preguntó con la mirada brillante 
–¿Acaso crees que soy como la mayoría? –Pregunté pues mi orgullo de mujer no puedo callar– ¿Acaso crees que soy una fácil?
–Yo nunca dije ni insinué eso –Replicó molesto
–¿Y qué me dices de hacerme sentir así? –Cuestioné dolorida 
–Eso es lo último que quiero, pero...¿Qué quieres que haga? no pude resistir –Se quejó sollozando 
–Quiero que me respetes –Dije fría– Justin, no tienes ni 24 horas de casado y ya estabas apunto de...– No podía ni siquiera pronunciarlo– ¿Por qué me haces esto? –Cuestioné exasperada
–Lo lamento, no puedo  simplemente no puedo –Dijo desesperado
–¿Y acaso porque tú no puedes abstenerte yo debo pagar por ello? –Cuestioné con odio
–Lamento tanto hacerte daño –Dijo con dolor y cerré mis ojos un momento para no llorar de nuevo
–Ya es tarde para lamentarse. Tú y yo estamos mal ahora, malamente...
–Dilo, di de una buena vez que tú y yo estamos...
–Ya no digas más –Le pedí 
–Tal vez no lo diga, pero si lo siento y lo pienso al igual que tú –Expresó enojado
–¡Por tú culpa! Tú me hiciste dudar desde el momento en que me fui de L.A. tú me hiciste desordenar mis pensamientos, mis sentimientos, mis planes. Llegaste de nuevo y lo único que hiciste fue besarme y hacer que todo se pusiera de cabeza –Reclamé enojada igual
–¿Qué no te das cuenta? Solo te besé, eso quiere decir...
–No quiere decir nada –No quería escuchar mi dolorosa verdad
–¿Por qué te cuesta tanto aceptarlo? –Cuestionó agitando sus manos
–Por la razón de que allá hay dos personas, una es MI NOVIO –Resalté y Justin gruñó– Y la otra es LA MUJER DE TU VIDA, o eso se supone que aceptaste que es ante Dios –Finalicé amargamente
–Kim...
–No Justin, tú ahora eres un hombre casado. Debes respetar a Selena, respetarte a ti y sobre todo respetarme a mí. Yo no me metí entre tu matrimonio y arruiné tus sentimientos con Selena, tú no sabes lo que causas en mí –Me sentía asquerosamente mal
–Perdón, yo jamás quise esto. Créeme, en mis planeas jamás estuvo enamorarme de mi mejor amiga, ¿pero cómo no hacerlo? si eres jodidamente hermosa, tierna, graciosa, humilde, soñadora, positivista, mandona, gritona, que con solo hacerme esa carita de perro mojado consigues lo que quieras de mí. ¿No te das cuenta? Ni tú ni mucho menos yo podemos evitar esto, no podemos contra el destino –Sus palabras eran hermosas, pero dolía saber que aunque me 'quisiera' era de otra
–Tú eres de otra mujer, y yo...de otro hombre –Rompí en llanto con esas palabras– No nos pertenecemos, ni hoy ni nunca –Aseguré con dolor y Justin agachó la mirada
–No me hagas esto por favor –Suplicó
–Yo no hice nada, esto es lo mejor –Aseguré
–¿Y entonces por qué estamos llorando? –Cuestionó con coraje
–Entiende que tú eres un hombre casado y que yo no estoy a disposición tuya para cuando te nazca 'el amor' –Dije sarcástica
–Me lastimas
–No tanto como tú a mí. Yo...puedo ser tu amiga, pero nunca algo más. Tú te comprometiste a casarte y cumpliste como debe ser, ahora aprende a amar de nuevo a esa mujer porque ella es la que sí está contigo –De nuevo lo entregó a ella, de nuevo hago que corra a refugiarse en Selena
–Cumplir no es lo mismo que sentir –Expresó y tomó su frente con sus manos
–Adiós –Dije secando mis lágrimas
–¿Es una despedida para siempre? –Preguntó con terror en sus ojos
–No Justin, te prometo que no. Solo es un hasta pronto –Dije cabizbaja y me acerqué a él


Besé fugazmente sus labios y acaricié su rostro. Justin besó mi mano con los ojos cerrados y yo caminé de regreso a la fiesta. Buscaba a mi familia, miré a mi madre y se acercó a mí algo cansada, ya eran las 11.


–¿No has mirado a Justin? –Me preguntó mi madre
–No, en realidad yo solo fui a atender una llamada –Y aunque fue hace horas no es mentira
–¿De quién linda? –Preguntó mi madre curiosa
–En Atlanta hablamos –Dije y sonreí levemente


Miré como Justin salió por otra parte del jardín dispersando cualquier sospecha, me sonrió abatido y después fue a platicar con sus demás invitados.


–Oye mamá –Le hablé y me miró rápidamente
–¿Sí? –Contestó sonriendo y acarició mi mejilla
–¿Me puedes hacer un gran favor? –Le pedí intentando no llorar más, no, ya no más
–Lo que sea mi amor –Contestó mi madre seria y sabía que hablaba enserio
–¿Podemos irnos mañana mismo a Atlanta? –Dije y mi madre me miró extrañada pues nos iríamos días después
–¿Por qué Kim? –Cuestionó y era obvio que lo haría
–Porque necesito que estemos en Atlanta, debo hablar con ustedes. Es algo relacionado con música y danza –A mi madre le brilló la mirada en cuanto dije eso, sabe cuán adoro todo eso
–Mañana a primera hora nos vamos –Dijo sonriendo y la abracé
–Gracias –Dije en su oreja
–¿No quieres irte? Te noto cansada y no quiero que mañana batallemos para despertarnos –Comentó mi madre y reímos
–Yo le hablo a Ryan y Austin –Austin venía con nosotros, solo lo dejaron venir porque venían mi mamá y Carl


Les hablé a los chicos, nos despedimos y fuimos al hotel. Claro que les explicamos a todos que debíamos irnos por asuntos familiares, y en mucha parte era cierto pero en otra era algo así como huir. Sé que no es bueno hacer eso pero no tengo otra opción, es huir y morir de dolor.


Me cambié en mi habitación y los demás se fueron a las suyas, después me puse mi pijama y caí rendida en mi cama, estaba exhausta y sin duda este día había sido pésimo.


*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*
Capítulo dedicado para FER & FERNY jajaja, las adoro y espero les guste hermosas, besos y abrazos.


¡Hola! Espero que se encuentren perfectas y hermosas. Yo ahora ando media cansada aún pero igual aquí está su capi y sé que es raro que suba en principios de semana pero se me dio la inspiración y quise subir este capítulo que les juro que hasta yo me emocioné mucho. ¡BESOTES! & letritas de amor (kjaskjakjsakjskajskjakjskas). Nos vemos.


Anto: Gracias por comentar como siempre linda, adoro todos tus comentarios.


Preguntas:
-¿Alguna vez va a terminar? R: No entendí mucho tu pregunta pero si te refieres a esto de que Kim y Justin estén separados POR SUPUESTO QUE SÍ y más rápido de lo que creen. Si te referías a otra cosa dime, es que soy media tonta a veces xD.
-¿Sientes que Kimberly eres tú? R: No, Kimberly eres TÚ o bien si gustas leer poniendo tu nombre mejor. Pero la nove es de Justin y Tú.


Fer: ¡Mil besos! enserio me hacen sentir bien y no te preocupes que yo comprendo pues más que nadie yo soy la que no tiene chance a veces de subirles y aunque no me guste ni modo. Besos hermosa.
ANONYMATUSGIRL: Espero que todo haya quedado claro, y también espero que aprendas a respetar pues un 'Sin ofender' es un 'no te enojes si te ofendo' ¿Sí? Así que cuídate y besos linda (:
Camila:jajaja eres una 'grosa' como dicen ustedes, enserio me gustan tus coments, mil gracias, besos y letritas de amor. MUUAK.
Ferny: Espero que te hata gustado el capitulo, bien merecido lo tienen por ser maravillosas conmigo.


PD: Pido disculpas por no agradecer las ya 3.000 VISITAS al blog, me siento super orgullosa. Gracias.


–KarenDrew

8 comentarios:

  1. Ammm noo era Si algun Dia Vas a dejar de Escribir la Novela? no me Gustaria que eso pasara!
    y Por que no Sientes que sos Vos esa Chica llamada Kimberly vahh Nosotras tambien seriamos Kimberly pero Cuando Escribes No dices
    'Hola Soy Antonela y me hago pasar por Kim' Noo Se supone que te inspiras en que tu eres Kimberly o Asi lo Veo Yo!

    buehh Me encanto el Capitulo Y espero el Proximo y tambien Espero No desesperarme por ver el capt. 66 XD
    Kiss'es a vos y a todas:D

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué has tardado tanto en subir? ¿acaso quieres matarnos de la desesperación y curiosidad? Haaay no!!! El capi estuvo hermoso,precioso,perfecto. Simplemente tienes que subir lo más rápido posible DDDDDDDDDD:

    ResponderEliminar
  3. SUBE LA NOVE; YA NO TARDES!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. WOW, enserio que estuvo genial. MIL GRACIAS POR DEDICARMELO!. Me fascinó y espero
    ver rápido el prox, esque es feo
    entrar a tu blog y ver el mismo u.u
    Te comprendo, pero intenta subirrrrrrrr-Camila

    ResponderEliminar
  5. GRACIAS POR DEDICARMELO IGUAL,
    ENSERIO QUE ERES LA MEJOR SIN DUDA ALGUNA
    ME ENCANTÓ, ESPERO VER PRONTO EL SIGUIENTE
    QUIERO VER EL SIEGUIENTEEEEEEEE
    HAHAHAHAHAHHA, TE APOYAREMOS SIEMPRE
    YA VERÁS QUE LUEGO MUCHAS MÁS SE UNIRÁN A
    ALENTARTE IGUAL QUE NOSOTRAS. -FERNY

    ResponderEliminar
  6. Holaaaaaaa, Yolanda is here! hahaha enserio que me fascino TODO lo que escribiste, desde el primero hasta este. Siguela lo más pronto posible linda. bye, te mando besos y como tú dices LETRITAS DE AMOR (Me encanta eso) Kajkasjkasjkshakjskdhkajskahjdk Chauuuuu

    ResponderEliminar
  7. Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah ¿Como es posible que sea la 123340000049399555555 vez que entro y NO hay capi nuevo? Dios no quiero morir, pporfa sube lo más rapido que puedas, me fascina tu nove y te felicito por formar parte del club de las escritoras, eres digna de pertenecer en el. xoxoxoxoxoxoxoooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  8. Hola, soy nueva lectora tengo 14 años y me llamo Elena. ¿Puedes creer que me leí toda tu nove en tan solo 2 días? SI me he hecho adicta a tu nove, juro que nunca me gustó una nove tan bonita. No me gustan las que son de que Justin y Yo ya somos novios a los tres días y que después pasa cualquier sonsera y por arte de magia estamos juntos de nuevo. ESTA ES LA MÄS REAL QUE HE LEIDO EN MI CORTA VIDA. POR ESO TE ADORO KAREN, ERES MI IDOLA.

    ResponderEliminar